jueves, 20 de mayo de 2021

No hay derecho...por Ubaldo Pino


Difícilmente podemos rebatir las palabras de Jiddu Krishnamurti: “Nuestra sociedad es el resultado de la astucia, el engaño, la codicia y la mala voluntad del hombre. Para crear una nueva sociedad hay que comprender y examinar la estructura que está desintegrándose, y para ello tenemos que comprender el proceso psicológico del ser. Adaptarse a una sociedad enferma no es ningún síntoma de salud”. 

Quizás por ello el psiquiatra húngaro Thomas Szasz, uno de los padres de la llamada antipsiquiatría, afirmaba que “la locura es la única reacción sana a nuestra sociedad enferma”. Del mismo modo, Jutta ten Herkel nos dice que “la estructura social actual es la raíz de las enfermedades sociales y personales”. Jutta ten Herkel, psicóloga formada en distintas terapias humanistas, desarrolla desde 1993 una intensa actividad en distintos países europeos en el campo de la psicología sistémica (constelaciones sistémicas). 

Esta terapia profundiza en las dinámicas que se dan en familias y organizaciones, entre los individuos que las componen y como éstas afectan a las relaciones y a la posición de cada uno en la sociedad y en el mundo. En línea con el trabajo de Claudio Naranjo, ha analizado desde la perspectiva sistémica la estructura patriarcal de nuestra sociedad.

 En La mente patriarcal dice Naranjo: “La sociedad patriarcal existe en interdependencia con la mente patriarcal: Una forma de organización psíquica que perpetua el dominio masculino en la sociedad haciendo que predomine la agresión sobre la ternura, la competición sobre la colaboración, la explotación sobre el cultivo, y en la que milenios de dominio del padre en la familia ha generado el reemplazo de los sanos vínculos fraternales por vínculos de obediencia y dependencia por parte de personas crónicamente infantilizadas”. 

“Tenemos que evolucionar hacia valores como la cooperación”






 

No hay comentarios:

Related Posts Plugin for WordPress, Blogger...